La mentira, entre la necesidad y el fraude

Hoy os dejamos este artículo que va relacionado con la meditación del día.Todos, en mayor o menor medida, por acción o por omisión, mentimos.

Lo hacemos en la medida que no decimos lo que pensamos o que decimos lo que no pensamos o no sabemos, o incluso lo que sabemos incierto.

La pérdida de la espontaneidad es un proceso evolutivo cuyas etapas vamos consumiendo desde niños, conforme se asienta en nosotros la convicción de que la sinceridad no siempre es posible ni conveniente porque puede causar perjuicios al receptor de la comunicación, o al propio emisor.

Hay mentiras socialmente más positivas que ciertas verdades incontestables: son muchas las situaciones en que una mentira sabiamente trasmitida genera un efecto beneficioso, o cuando menos paliativo, como para que establezcamos categorías morales radicales sobre esta aparente dicotomía ética: verdad-mentira. Si a esto unimos que todos, antes o después, mentimos u ocultamos verdades relevantes, quizá convendría desdramatizar el hecho de la mentira para poder así abordarlo con más sensatez y sentido de la medida.

3 comentarios:

  1. Priya says

    Un artículo muy interesante y para reflexionar ¿Por qué quien no ha mentido nunca? Uff no sé si alguien podría levantar la mano. Muchas veces empezamos una mentirijilla inconscientemente pero sin darte cuenta ves que la situación te obliga a mentir mas y ya conscientemente y al final no puedes salir de ella por miedo a la reacción del otro.

    Aquí lo ideal lo primero intentar no mentir, y si te mienten ir más allá de la mentira e intentar comprender el porqué lo ha hecho, no tenerlo en cuenta e ir al presente así deja de vivir en ti ese sentimiento tan oscuro, que puede producir que te mientan.
    Muchas veces cuando te mienten se llega a grandes discusiones y se pierden amistades, no por la mentira en si ya que a veces son tonterias, se llega a esa situación por el ego y el querer obligar al otro a que reconozca su mentira y al ver que el otro no lo hace incluso hay momentos que es consciente de que tu sabes que te mintió, pero su miedo al que podría suceder le impide reconocerlo. La comprensión es esencial, porque ¿Quién sabe si un día uno mismo se encontrará sin darse cuenta en la situación del otro?

    En resumen el amor es el antídoto a estas situaciones y todo rastro que haya dejado.


    josé says

    buen artículo aun que tengo que decir que tu comentario priya es maravilloso hoy me has enseñado algo y te lo agradezco mucho al leerte he solucionado un gran problema que tenia gracias


    Priya says

    Hola José muchas gracias por tu comentario. Te puedo decir que es un aprendizaje mutuo, en este aspecto estoy aprendiendo mucho, le doy gracias a la vida, porque este aprendizaje te ayuda a andar más ligero por la vida e incita a saborearla más.
    Un abrazo

    Priya


Publicar un comentario