Dieta para encarar la primavera.

La astenia primaveral sobreviene en el inicio de la estación, cuando el cuerpo se está acostumbrado al alargamiento de las horas de sol y a los cambios bruscos de temperatura y sensaciones térmicas. Sensación de debilidad física y de cansancio intenso. 

Estas son las dos manifestaciones habituales que sufre una persona que se siente afectada por lo que se conoce como astenia primaveral. Sobreviene en el inicio de la estación, cuando el cuerpo se está acostumbrado al alargamiento de las horas de sol y a los cambios bruscos de temperatura y sensaciones térmicas. Si los síntomas no son secundarios de una enfermedad, esta sensación de fatiga no es grave, pero lo cierto es que reduce notablemente la capacidad para realizar cualquier tarea, por lo que conviene anticiparse a la situación. Si no se ha hecho, hay fórmulas de combatirla. 

Realizar una adecuada alimentación es clave porque ayuda a fortalecer el sistema inmune y contrarrestar la carencia de vitamina D, consecuencia de los días invernales.
Un buen menú primaveral: Nutrirse con productos frescos es siempre básico, pero en estos meses además puede ser delicioso. Verduras, frutas, pescados y legumbres están en su mejor momento. El desayuno, consistente,las comidas, muy verdes, cenas, ligeras y tempranas. 

Mantener el cuerpo bien hidratado es fundamental para contribuir al buen desarrollo de las distintas funciones orgánicas. De esta manera, se favorece la función renal e intestinal y el organismo no se sobrecarga de sustancias de desecho. 

Disponer de una botella de agua en un lugar fresco y bien visible es la mejor forma de obligarse a tomar la cantidad de agua necesaria. Esto se puede complementar con infusiones, zumos y jugos de hortalizas y frutas. Fuente econsumer.es

1 comentarios:

  1. C.M.E says

    Realizar una adecuada alimentación es clave porque ayuda a fortalecer el sistema inmune y contrarrestar la carencia de vitamina D, consecuencia de los días invernales.
    Un buen menú primaveral: Nutrirse con productos frescos es siempre básico, pero en estos meses además puede ser delicioso. Verduras, frutas, pescados y legumbres están en su mejor momento. El desayuno, consistente,las comidas, muy verdes, cenas, ligeras y tempranas.


Publicar un comentario