Vibraciones terapéuticas.

La naturaleza del agua es impresionante y nos sorprende cuando estudios científicos nos anuncian que podemos activarla y hacer de ella un elemento sanador, con estas investigaciones nos muestran algo más como es el poder del pensamiento. El doctor Masaru Emoto ha demostrado con sus investigaciones científicas como las emociones, las palabras, ciertas circunstancias externas las vibraciones que emiten pueden cambiar la estructura del agua. 

Así podemos llegar a la conclusión de que nuestras emociones pueden modificar la materia.
Somos un 70% agua, ¿podemos decir que nuestros pensamientos pueden ayudarnos a sanar nuestro cuerpo? 

Por su puesto que si y no solo a nosotros mismos si no que también a todos los que nos rodean. Podemos programar el agua con pensamientos positivos, amor, hablándole, cantándole, poniendo un mensaje en la botella y darla a beber, dicha vibración creará formas geométricas maravillosas y al penetrar en nuestro cuerpo cambiará la estructura molecular ayudándonos a equilibrarnos, armonizarnos , no debemos olvidarnos que la enfermedad es producida por un desequilibrio entre el cuerpo, la mente y el espíritu. 
Entonces sólo nos queda imaginar lo que hará un pensamiento en el agua del que está compuesto nuestro cuerpo. De todo esto podemos deducir el efecto terapéutico que el agua puede realizar, no sólo a nivel externo sino también a nivel interno. 

También llegamos a la conclusión de la gran importancia que tiene las palabras que emitimos hacia otras personas y el mal o bien que podemos llegar a producir tanto a nosotros mismos y a nuestro entorno. Se dice que duele más un insulto que una bofetada, la bofetada en el momento que se pasa el dolor que produce ya está, pero el insulto, esa palabra, queda impregnada en nuestro interior con densas vibraciones permaneciendo, grabada en nuestra memoria celular.

Masaru Emoto nació en Yokohama en Japón y es doctor diplomado y licenciado en Medicina Alternativa por la Universidad Internacional.

En su afán de mostrar al mundo de cómo los pensamientos, sentimientos y lo que nos rodea puede llegar a influir, tomó muestras de agua de diferentes lugares, manantiales, lagos, ríos etc , fotografió todas las aguas y posteriormente congelo unas gotas, las examinó con un microscopio electrónico e hizo las fotos dando lugar a hermosos hexágonos, figuras geométricas espectaculares. Esto mismo lo hizo de ríos contaminados y los resultados fueron totalmente diferentes, formas desestructuradas. 
Posteriormente lo realizó poniendo diferentes músicas, con palabras de amor y de odio fue increíble las diferentes imágenes que resultaron de su experimento, mostrándonos así la sensibilidad del agua dependiendo del entorno que le rodea. En su libro comenta que la más poderosa combinación de pensamientos en términos de capacidad de transformación y de sanación son 'amor' y 'gratitud' ya que al emitir estas palabras sus vibraciones hacen que los cristales aparezcan hermosos y armónicos. 
 
Edward Bach ya nos hablaba de lo mismo diciendo <conflicto entre el alma y la mente y nunca podrá ser erradicada sin un esfuerzo espiritual y mental>> aquí comenta claramente el poder del pensamiento, como puede llegar a influir llevándonos incluso a la enfermedad.


Autora- N. Sainz- Maza
Maestra de Yoga
Especializada en Métodos Vibracionales
Masajista Vibracional
Maestra de Reiki.
Asesora Naturopata
Articulista de cuerpomenteyespiritu.com

0 comentarios:

Publicar un comentario