La autoestima a través del conocimiento.

La autoestima no se adquiere de hoy para mañana, nadie se levanta un día y siente que se quiere más. Es, ante todo una tarea de reconocimiento de los pensamientos que uno genera acerca de si mismo y una vez descubiertos estos, el interés por sustituirlos por formas de pensar más positivas.
Claro esta que no podemos amar aquello que no conocemos y, a menudo no nos dedicamos suficiente tiempo para averiguar quien se esconde detrás de la mascara que llevamos puesta.
Conocerse es, justamente "ver" que ocurre en nuestro interior, que sentimos ante cada situación y averiguar donde se generó esa idea o pensamiento que nos hace sentir inferiores, poco merecedores de respeto y amor.
Los mayores enemigos de la autoestima son nuestros miedos. Y por encima de todos uno, generalmente "inconsciente", que no deja de ser el miedo primitivo a no ser queridos por nuestros papas.
En el interior de cada uno de nosotros existe todavía un niño en busca de la aprobación y el cariño, que tal vez no recibió cuando era pequeño. Habitualmente las personas que fueron educadas en un ambiente de respeto y que recibieron elogios hacia su cuerpo, su capacidad intelectual o sus habilidades, por parte de sus padres o educadores, de adultos no suelen tener problemas de falta de autoestima.
A menudo nuestros miedos nacen de la opinión que tenemos de nosotros mismos que no tiene porque ser "real" y que parte desde nuestra infancia, a partir de experiencias vividas, educación recibida, y sobretodo en la forma como percibimos nosotros, aquellas vivencias.
A lo largo de los años vamos acumulando opiniones, enseñanzas, normas, mensajes, que poco a poco nos intoxican y hacen crecer en nuestro interior la idea de que "no somos correctos", "no estamos bien", "no merecemos", "no lograremos..."
Para vencer esos miedos causa de tantos problemas, es necesario "desaprender" algunos de los conceptos que están instalados en el interior de nuestra mente.
El primer paso es el de preguntarse: ¿Qué opinión tengo de mi mismo/a?
-Haz una lista de las cualidades que resaltarías de ti misma/o. -Anota los peores defectos que "crees" tener.
Medita unos instantes sobre los defectos que hayas anotado y...
Revisa si estas creencias parten de ti mismo o son fruto de las opiniones o comentarios que sobre ti hayan vertido otras personas (padres, educadores, cónyuge, hijos. jefes, la publicidad...)
Recuerda que todo pensamiento puede ser modificado y tanto si eres tu mismo quien te has intoxicado con pensamientos negativos, como si han sido otros, la responsabilidad de asumir estas "etiquetas", es tuya.
-Elige 4 de los defectos que hayas escrito y conviértelos en una afirmación positiva.
(Ejemplo: Defecto: Yo soy muy cobarde para...; Afirmación: Día a día tengo más valor para...)
Escríbela, canturréala, repítetela varias veces todos los días, hasta que te la creas, hasta que logres que forme parte de tus nuevas creencias acerca de ti.
-Elimina de tu vida los" yo soy" sino es para hacer una afirmación positiva sobre ti mismo.
-Acostúmbrate a no utilizar frases como:"Mira que soy tonta/o, torpe, lento…
Si tu piensas eso de ti mismo ¿como pretendes que te vean los demás?, no podrás requerir de nadie el respeto que tu mismo no te otorgas.
-Pregúntate también: ¿Cómo me siento cuando me premian?
Es posible que cuando recibimos halagos, felicitaciones, reconocimiento...nos sintamos abrumados, intimidados -¿Que querrá este/a de mí?...- o simplemente no nos lo creamos, -Lo dice por quedar bien pero no lo piensa realmente-.
-Presta atención a tus sensaciones internas cuando alguien dice algo bueno que ve en ti. Busca cual seria tu respuesta.
" Siento vergüenza, timidez, no me creo merecedor, desconfianza, pudor, nerviosismo, me siento comprometido a corresponder...
" Me siento: relajado, satisfecho, reconocido, orgulloso, estimulado, contento, digno de confianza, merecedor de admiración...
Aprender a recibir con agrado lo bueno que los demás ven en nosotros refuerza nuestra confianza, y la confianza es la mejor aliada de nuestra autoestima.
Mercè Rabanal
Monitora de Risoterapia y Dinámica de grupos

3 comentarios:

  1. lluM says

    Muchas gracias,

    Un gran resumen y muy adecuado para ponerse a trabajar ya sobre un tema tan universal como la falta de autoestima.

    Un gran abrazo,


    Anónimo says

    Podrian hablar más sobre este tema o más técnicas para mejorar autoestima.

    Gracias


    Anónimo says

    . COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
    EN LA CONDUCCION DIARIA

    Cada señalización luminosa es un acto de conciencia

    Ejemplo:

    Ceder el paso a un peatón.

    Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

    Poner un intermitente

    Cada vez que cedes el paso a un peatón

    o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


    Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


    Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


    Atentamente:
    Joaquin Gorreta 55 años


Publicar un comentario