Los Tres Tesoros de la Vida

Los Tres Tesoros de la vida son jing -esencia-, qi -energía- y shen -espíritu-. Como el Yin y el Yang, los Tres Tesoros son entidades claramente distintas pero completamente interdependientes.

A diferencia de las energías del Yin y del Yang, que impregnan tanto el mundo animado como el inanimado, la esencia, la energía y el espíritu van asociados con la vida, en especial la vida humana.
Entre los tres abarcan los tres niveles fundamentales de la existencia en todos los seres vivos: el físico, el energético y el mental. Los Tres Tesoros se consideran como preciosos dones del Tao, el legado natural de la vida que todos los seres vivos reciben al nacer y son su fuerza y su equilibrio mutuo los que determinan la salud y la longevidad humanas.
En vista de su papel central en el taoísmo, tanto filosófico como práctico, podemos referirnos a los Tres Tesoros como la Trinidad taoísta. Junto con el Yin y el Yan y las Cinco Actividades Elementales, constituyen el marco teórico del diagnóstico y la terapia en la medicina china, así como de las artes marciales y la meditación
La ciencia médica occidental divide el cuerpo -esencia- y la mente -espíritu- en dos campos separados, y hace caso omiso o se muestra completamente confusa por el papel de la energía.
Esta dualista división entre cuerpo y mente, presente en todo el pensamiento occidental, es absolutamente irracional y anticientífica, y se basa más en los dogmas religiosos que en los datos de la ciencia. No hace falta ser científico ni un médico para comprender que la fuerza y la integridad del espíritu directamente de una alimentación suficiente y una abundancia de energía, a la vez que un espíritu abatido, ejerce un efecto depresero sobre la energía y los órganos vitales.
La energía actúa como un mensajero entre mente y cuerpo y constituye un puente de dos direcciones entre la esencia y el espíritu. Un texto médico taoísta de unos 2.000 años de antiguedad, La Clasificación de las terapias, declara " El espíritu es sostenido por la energía, la energía se deriva de la transformación de la esencia. La esencia se transforma en energia y la energía se transforma en espíritu."
Biografía: Tao de la salud, el sexo y la larga vida de Daniel Reid

2 comentarios:

  1. Trucos Naturales says

    Cada día me gusta más la Medicina China... me enamoré de ella hace dos años y cada vez me apasiona más ;-)


    C.M.E says

    A nosotros nos encanta su forma de tratar la ausencia de salud, ya que toca los tres aspectos cuerpo - mente - espiritu, imprenscindible para sanar. Algún día le dedicaremos más tiempo.

    Un abrazo


Publicar un comentario