Homeopatía: Trastornos obsesivos compulsivos

Los siguientes remedios están considerados, de acuerdo a los rubros del Repertorio Síntesis 9.1, como los más importantes en los trastornos obsesivo compulsivos (TOC). Incluyen conceptos tales como el comportamiento ritualista, las obsesiones, el síndrome de Tourette y los pensamientos persistentes (ideas fijas).

La terapia se debe individualizar por un profesional competente de dilatada experiencia. El presente artículo tan solo sirve para mostrar que la homeopatía tiene buenas posibilidades en este síndrome, naturalmente cuando se acierta. 

A la vez que la terapia homeopática se aconseja psicoterapia y diversos trabajos en el cuerpo y con el cuerpo como puede ser el masaje siatshu, bio-energética, etc. Y terapia ortomolecular para que exista equilibrio de neuro-transmisores

Agaricum: Impulso de blasfemar y expresar frases escatológicas y grotescas, alternando con estados de exaltación religiosa. Estos pacientes presentan una energía inagotable (como Verat.)
Anacardium: Caracterizados por polaridad o alternancia extrema de carácter, muy especialmente de orden moral o ético. En algunos casos la escisión mental puede desembocar en la dualidad a nivel de su personalidad o en la fragmentación mental (amnesia, trastornos graves de identidad). La naturaleza obsesiva se acompaña de trastornos bipolares.
Anhalonium: Cuando el síntoma clave es la despersonalización y hay notable tendencia hacia los aspectos místicos de la vida, incluso al grado de la obsesión.
Argentum nitricum: Ritualista en extremo. Afán desmedido de revisar todo una y otra vez. Impulsos desbocados e ideas fijas cambiantes o cíclicas. Junto con Thuja y Syphillinum constituye el clásico trío de los obsesivos. Es el remedio más obsesivo de la Materia Medica.
Arsenicum: Son muy rutinarios pero caen el ritualismo, a diferencia de los Kalis que no tienden a ser ritualistas. Sus comportamientos obsesivos tienen una raíz de miedo y sentimiento de vulnerabilidad. Arsenicum es uno de los medicamentos más compulsivos y obsesivos de la Materia Medica. Se caracteriza por una inclinación patológica y desmedida por el orden, como una forma compensatoria de encarar el sentimiento de descomposición y entropía interiores.
Aurum metallicum: Indicado cuando los desórdenes compulsivos tienen un sustrato de grave autodestrucción y minusvalía extrema. Puede haber pensamientos suicidas o de gran violencia, los cuales suelen ser compulsivos y morbosos.
Carcinosin: Sujetos muy brillantes e inteligentes pero demasiado distraídos, pueden tener comportamientos ritualistas o repetitivos sin percatarse. Rasgos de genialidad. Tourettismo.
Causticum: A raíz de decepciones, sobre todo de índole ética o moral. Con gran perturbación del propio paciente, cólera consigo mismo y muy especialmente en casos donde las tendencias compulsivas tienen un contexto social, moral o justiciero. Estas personas tienen una intolerancia compulsiva a toda forma de injusticia, personal o ajena, o imposición.
Hyosciamus: Con manifestaciones compulsivas en la forma de gestos, carfología y falta de empatía. Graves daños en las zonas de Wernicke y Broca, sobre todo del hemisferio derecho, lo que le ocasiona limitaciones en sus relaciones sociales y afectivas. Impulsos incontrolables de mencionar circunstancias de orden sexual, tendencia a ser obsceno y expresar palabras soeces.
Ignatia: Reacciones obsesivo compulsivas de orden afectivo o por pérdidas emocionales.
Lodum Metallicum: Reacciones obsesivo compulsivas asociadas a crisis incontrolables de cólera y violencia desmedida. Obsesión por su alimentación y por la comida. Muy obsesivo con horarios y actividades, sobre todo en lo relacionado con sus hábitos alimenticios.
Kali carbonicum: Es quizá el más rígido y dogmático de la Materia Medica. Son personas, como todos los kalis, muy estructuradas y contenidas.
Kali sulphuricum: Como kali bich. se caracteriza por una gran dificultad para eliminar y exonerar fisiológica y mentalmente. Personas muy apegadas a los bienes materiales; codiciosos y rutinarios (parecido a Puls., pero más estructurado, contenido y sin espontaneidad alguna).
Lachesis: Asociado a estados de gran suspicacia que rayan en la paranoia, reacciones obsesivo compulsivas asociadas a vulnerabilidad física y emocional supuesta.
Lyssinum: Cuando se asocia con fobias de toda clase y paranoia. Es de los pocos medicamentos que están indicados en claustrofobia y agarofobia de manera simultanea. Intolerancia a cualquier cambio en sus hábitos y rutinas, con ataques de pánico y sensación de ahogarse.
Mancinella: Con temores obsesivos al mal y especialmente al diablo y a todo lo relacionado. Supersticioso. Fobias y ataques de pánico con temores hacia elementos sobrenaturales.
Medorrhinum: Trastornos compulsivos asociados, como en el caso de Carcinosin, a graves desequilibrios entre las esferas mentales, muy especialmente entre la esfera intelectual y la afectiva. Personas obsesivas en la búsqueda de placer y experiencias novedosas.
Natrum Muriaticum: Con miedo a los ladrones y gran ira contenida. Teme fallar a su deber, lo que lleva a repasar y repetir una y otra vez aquello que tiene que hacer. Estados obsesivos y compulsivos sobre todo relacionados con situaciones afectivas. Personas que se sienten atraídas de forma compulsiva hacia individuos inalcanzables o situaciones imposibles.
Natrum sulphuricum: A consecuencia de traumatismos cefálicos o tumores cerebrales.
Nux vomica: En estados de grave desgate físico, emocional o afectivo. Obsesión compulsiva con la consecución de sus metas o con la obtención de dinero, placer o bienes materiales. Estados compulsivos que se relacionen o desembocan en adicciones.
Opium: Estados alterados de conciencia en las cuales el paciente, de manera murmurante, expresa palabras soeces, blasfema o dice cosas bizarras.
Platina: Toc con desdén y descalificación sistemática hacia los demás y obsesión sexual.
Silicea: Indicado en personas demasiado pensantes, lógicas, que con el tiempo tienen dificultad para exonerar, desestructurarse o ser espontáneas.
Staphysagria: Con gran culpa, minusvalía y antecedentes de humillaciones o abuso severo. Es el principal remedio en los estados obsesivos compulsivos por violaciones o abuso sexual (Carc.)
Strychninum: Pacientes que ante la competencia o el reto se tornan insolentes, muy agresivos o incluso violentos. Tendencia incontrolable a hacer juegos de palabras.
Syphillinum: Cuando la compulsión se centra, como en Ars., en situaciones relacionadas con el orden, la limpieza y sobre todo el temor al contagio y el aseo personal. Miedo al contagio.
Thuja: Sentimiento de vulnerabilidad y fealdad interior. Ideas obsesivas y pensamientos persistentes, donde el paciente proyecta hacia el exterior sus propias pulsiones contenidas y reprimidas. Thuja siente estar bajo un poder sobre humano, cree que lo persiguen o, sobre todo, se siente desagradable, culpable o inadecuado.
Tuberculinum: El estado compulsivo de este remedio se asocia o se presenta con insatisfacción extrema y la obsesiva búsqueda de satisfactores indefinidos. En estados patológicos y finales, presenta tendencia a realizar los mismos actos de manera inconsciente una y otra vez.

José Antonio Sha
Heilpraktiquer

4 comentarios:

  1. C.M.E says

    Queremos agradecer a José Antonio Sha el envío de este artículo donde nos dá a conocer más la homeopatía, como dice el es sólo información para poder saber de esta terapia, pero no es para autotratarse, esto debe ser bajo la prescripción de un especialista del tema.

    Gracias Jose Antonio


    Anónimo says

    Jose Antonio Sha:
    copiar, pegar y no digerir.
    La simplicidad, a veces lleva a la simpleza.
    Siempre igual


    Anónimo says

    quisiera saber un buen especialista en venezuela que trate la esclerodermia por favor responder al correo electronico obancor@hotmail.com gracias


    Anónimo says

    . COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
    EN LA CONDUCCION DIARIA

    Cada señalización luminosa es un acto de conciencia

    Ejemplo:

    Ceder el paso a un peatón.

    Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

    Poner un intermitente

    Cada vez que cedes el paso a un peatón

    o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


    Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


    Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


    Atentamente:
    Joaquin Gorreta 55 años


Publicar un comentario